Los graffitis, de arte urbano a servicio profesional

Si bien podía asociarse al grafitti como un tipo de arte rebelde, indisciplinado, o irreverente; se fue demostrando que, como otros tipos de pintura, es simplemente una forma de expresión. Puede emplearse no solo como herramienta de movimientos sociales y políticos; sino también como un tipo de técnica decorativa y de comunicación muy efectiva.

Es así como se explica que actualmente existan empresas que prestan servicios de grafitti profesional Madrid; y si aún no conoces la razón de este cambio cultural de tanto contraste, te haremos una reseña histórica que dispersará todo tipo de dudas. Además, no dejaremos a la imaginación la rentabilidad de este servicio para propio uso de tus proyectos decorativos… ¡Vamos a ello!

Historia del graffiti: ¿En qué consiste y cómo se convirtió en un servicio profesional?

Solo la definición de lo que supone este tipo de arte nos remonta a sus inicios: Es una forma de pintura libre en paredes a forma de mural, que surgió como acto de rebeldía por parte de los Romanos en la época del Imperio. Resultaba ilegal rayar los muros o hacer algún tipo de «daño o destrozo» de la propiedad privada y pública; por lo que se consideraba como parte del vandalismo.

Es en el apogeo de la Segunda Guerra Mundial que comienza a hacerse muy famoso un grafitti, el cual exclamaba: «Kilroy was here»; encontrado en Francia y Alemania por las tropas norteamericanas. Lo que surgió luego, fue un grupo de grafiteros organizados, los cuales se expandieron desde los años 60.

En las décadas de los años 70 y 80 explotó la lucha contra estos movimientos grafiteros en New York. Como consecuencia, unos emigraron y llevaron este arte a todas partes de Europa; mientras que, los que permanecieron en la ciudad, no dejaron de meterse en problemas. Dichas autoridades terminaron legislando sobre la imposibilidad de que los jóvenes pudiesen comprar pinturas y materiales de arte callejero.

Posterior a ello, el llamado fue a transformar esta imagen de ilegalidad, utilizando dicha creatividad para fines educativos: Así, muchas instituciones comenzaron a invitar a sus estudiantes a pintar en las paredes de la institución proyectos de arte que organizara cada curso. Se siguió la idea para campañas; información sobre temas de interés ciudadano, o simplemente para adornar avenidas.

¿Para qué se utilizan los murales pintados a mano a nivel comercial?

Son consignas publicitarias que, gracias a su contexto creativo, funcionan como red de captación de clientes. Lo anterior, gracias a que comunican y entretienen; robando la atención de los que circulan por el establecimiento. Así, son muchas las personas que celebran esta propuesta original y le dedican fotografías en las redes sociales a los grafittis más destacados; lo que sin duda aumenta la popularidad del negocio.

Es un tipo de arte con propósito, que es creado bajo la idea y concepto del proyecto; siendo el cliente quien puede elegir lo que quiere que comunique su graffiti mural. Lo anterior, persiguiendo el objetivo de aumentar la interacción de clientes, evocando a su estilo, amor por lo estético, y gusto por el arte bien logrado… ¿Quién no se impresiona ante un grafitti profesional?

¿Cuánto cuesta un graffiti? ¿Es rentable contratarlo para mi negocio?

Cada día el graffiti madrid es más codiciado, precisamente porque ha demostrado en números que funciona como estrategia de marketing. Además, su rentabilidad no solo se mide por las estadísticas finales, sino la versatilidad del arte: Puede hacerse en paredes, superficies metálicas, interiores o exteriores. Trabajan en ellos grafiteros profesionales que podrán generar desde ideas abstractas; hasta un tipo de comunicación directa que hable sobre los servicios ofrecidos por ese sector comercial.

Los precios varían según cada compañía; empero, en Cool Tour Spain, se consiguen ofertas basadas en 3 tipos de tasas: Básica (que va desde 49 euros por metro cuadrado), media y de alta calidad… Eso sí ¡Todos logrados con profesionalismo y técnica! Lo que varía es la técnica utilizada y la complejidad del diseño; asegurando en todos los casos un acabado sin igual, mayores ventas y espacios hermosos que durarán mucho tiempo.

Dejar un comentario