Ideas para decorar tu casa según el minimalismo japonés

El minimalismo japonés supo adaptarse a las culturas occidentales con el paso del tiempo. Su sencillez para sólo seleccionar los elementos necesarios y útiles, le da al ambiente un aspecto visualmente limpio y ordenado. Transmite lo que muchos conocemos de la cultura japonesa: templanza, paz, calidez, devoción por la perfección y el orden.

minimalismo japonés

La doctrina minimalista y la famosa frase “menos es más”

La doctrina minimalista es la mejor representación de la famosa frase “menos es más”.  Si tu fin es tienes un ambiente que representa estas bases, lo mejor es ir a lo simple y básico, ubicando en tus ambientes sólo lo que consideres necesario para que cada cosa cumpla su función determinada en el hogar. Por ejemplo, en la habitación necesitarás una cama, que generalmente se ubica sobre una plataforma baja, y un panel japones a medida para además de retener algunos rayos solares, permitir una dispersión más uniforme y suave de la luz.

Los pocos muebles que son utilizados deben ser sobrios, y con formas muy sencillas, sin detalles llamativos. Además, debes eliminar cualquier tipo de distracción que sólo sirva de obstáculo para desarrollar una vida guiada por el orden, como puede ser la televisión, que genera distracciones y te desconecta de la realidad diaria.

arquitectura japonesa

La concentración e imaginación presente en el minimalismo japonés

En la sala y conexiones, como los pasillos, no debe haber elementos que puedan estorbar, y así se supone que vivirás de una manera más tranquila y feliz. De esta manera se consigue un espacio más amplio y un mayor poder de concentración e imaginación. El uso de mobiliario básico y, regularmente, casi pegado al suelo, hacen que las distracciones se disipen, y la percepción del orden hace que el estrés disminuya o sea inexistente.

Puede parecer más complicado aplicar estas técnicas en la cocina, pero el minimalismo igualmente logra influir en este zona de la casa. Como siempre, reduce las herramientas a unas pocas de primera necesidad; eliminar todos los utensilios que suelen ocupar espacio, pero que nunca son utilizados, es la mejor elección. Tu prioridad será tener una alacena con los productos a la vista, y que los mismos sean solamente los que utilizarás.

Dejar un comentario