Decora tu cocina empleando al mármol como material de base

A la hora de pensar en decorar la cocina, no podemos dejar de pensar que se trata de un espacio que por diversas circunstancias es de todos y será utilizado por todos los integrantes de la casa, al punto tal de convertirse en el centro específico de la mayoría de las actividades que tienen lugar en un día común y corriente. Teniendo en cuenta que este espacio puede ser cambiado y renovado periódicamente, siempre es importante desarrollar transformaciones estructurales teniendo como base un estilo, una forma o bien un material que se convierta en la pieza clave de toda la ambientación. En esta oportunidad, la idea parte del último de estos casos, planteando la decoración de la cocina sustentados en la utilización de un material muy utilizado como es el mármol.

 

En primer término, es importante establecer que el mármol es un material creado por el hombre y que combina tres características fundamentales como son la dureza, la suavidad y la temperatura fría, cuestiones que lo han convertido históricamente en el ideal para las mesas de la cocina o las barras encimeras. A estos tres factores, el mármol suma la virtud de la resistencia y de la durabilidad, además de poseer una gran belleza en sí mismo, cuestión que no se ve deteriorada con el paso del tiempo si hacemos un cuidado responsable y sobre algunos productos puntuales. En la actualidad, el mármol se puede encontrar en las tiendas con una amplia variedad en cuanto a colores y estilos se refiere, cuestión que puede variar en su fabricación por la combinación con otras sustancias y las vetas que esto da como resultado.

Respecto de la preservación del material, los especialistas señalan que al tratarse de un elemento que puede mancharse fácilmente es fundamental adoptar ciertos cuidados, siendo el más sencillo el de pasar una esponja con un poco de agua o de jabón cuando terminamos de utilizar la mesa de mármol, retirando así las impurezas y manchas más superficiales. En el caso de que la suciedad sea más profunda, la recomendación es la de emplear un cepillo con una mezcla de agua y de vinagre, o bien de jugo de limón. Cualquiera de estos dos debe emplearse con precaución y no de forma directa recordando que son sustancias corrosivas que pueden arruinar la piedra. Para terminar, un factor clave para la preservación de nuestro mármol es el de evitar toda clase de limpiadores abrasivos, con lo cual nos aseguramos la larga vida del mismo como elemento funcional pero al mismo tiempo que embellece nuestra cocina.

Integrar comedor, cocina y marmol

No hay dudas que en la actualidad las viviendas pueden tener integrados la cocina y el comedor en una misma habitación de la casa, esto es por cuestión de espacio. Cuando es así, se puede hacer complejo diferenciar las zonas y lo mejor es una continuación de la vista que tenemos en la cocina con la decoración en marmol y trasladarla al comedor, ¿cómo podemos hacer esto?, aquí te voy a dar unos pequeños trucos.

Pues, como sabrás, hay muchos materiales que imitan un acabado como el del marmol y a eso tienes que apuntar. Puedes conseguir mesas que tengan una terminación en un material que imite los colores del marmol que hay en la cocina, lo mismo puedes hacer con las sillas y el resto de los muebles que pongas en el comedor. De esta forma y a simple vista, la decoración será una totalidad del estilo casi sin distinción de materiales entre la cocina y el comedor.